viernes, 27 de diciembre de 2013

Sinaloa: Mató a su bebé en la lavadora... porque le estorbaba (Video)

Aidé Vega Aispuro, la mujer que ahogó a su propia hija al echarla a una lavadora, rindió su declaración ante el juez y narró a las autoridades cómo le dio muerte a la bebé de 3 meses.

En su declaración, la cual fue narrada por el secretario segundo del juzgado sexto, mientras Aidé Vega escuchaba atenta, señaló que la niña, a quien nombrarían como "Mía", era ya un estorbo en su vida, ya que la relación que tenía con su esposo no pasaba por un buen momento.

Comentó que tenía pensado irse a Tijuana con sus otros dos hijos, quienes no eran de su actual pareja, sólo la bebé.

Reveló que los problemas con su pareja se vinieron luego de que le confesara que dudaba que la menor fuera de él, ya que había tenido relaciones íntimas con otros hombres, por lo que le propuso que dieran en adopción a la bebé, a lo que su pareja se negó.

 “Y le confesé que tenía la duda que nuestra hija fuera hija de él y me preguntó que si porqué lo dudaba y le contesté que porque yo tenía relaciones sexuales con él y con otra persona, cabe mencionar que en realidad tenía relaciones sexuales con tres hombres más que yo salía con esas personas de manera eventual y yo le dije a Christian que sólo había tenido relaciones con una persona porque me daba vergüenza decirle que era con varios. Esas personas me pagaban entre 500 y mil 500 pesos por el acto sexual. Él siguió insistiendo en días posteriores me decía que si quién era el padre y cómo era posible de que lo había engañado y le propuse de que si porqué no dábamos en adopción a la niña y él me dijo que no, que nos esperáramos a que nos hiciéramos la prueba de ADN”, leía el Secretario Segundo.

Días posteriores su pareja seguía insistiendo que porqué la había engañado y que  le diera el nombre de la persona con la que tuvo relaciones, a lo que ella le seguía proponiendo que se diera a su hija en adopción, pero él no quería ya que había pasado todo el proceso del embarazo con la ilusión y aún así la miraba como su propia hija, pero que no podría vivir con ella y pensaban en la separación a pesar de que vivían en unión libre en el domicilio del Fraccionamiento de Valle Alto.

Fue hasta el día de lunes, en el que ocurrieron los hechos, cuando la pareja había discutido una vez más por la mañana sobre la infidelidad de Aidé Vega. Christian ese día al regresar del trabajo comieron juntos, posteriormente él se recostó en uno de los cuartos para descansar y luego de unos minutos se dirigió a su trabajo, fue cuando Vega Aispuro tomó la determinación de acabar con la vida de su hija. 

 “Se acostó y se durmió como media hora y después se levantó y se fue a su trabajo. Yo me quedé lavando ropa en la lavadora  y empecé a pensar que la bebé era un estorbo para mí, que también pensé que iba hacer con la bebé pequeña porque mi relación con Christian estaba terminando y yo me quería ir a Tijuana con mis otros dos niños y pensé como quitarle la vida a la bebé y agarré a mis dos hijos de nombres Esteban y Joshua, me fui a la cochera donde estaba el carro estacionado y los subí en el asiento trasero. Me devolví al interior de la casa y me fui a mi habitación, agarré en mis brazos a la bebé, me fui a un cuarto que está pasando la cocina que era donde se encuentra la lavadora, abrí la tapa de la lavadora y observé que estaba llena de agua y la metí”, continuaba relatando el secretario.  

Al cometer el crimen manejó el automóvil donde estaban sus dos hijos y se dirigió con unas de sus hermanas a quien le pidió que se los cuidara, esta le preguntó que había pasado y Aidé Vega le contestó que había hecho algo malo. Tomó el vehículo nuevamente y se dirigió hacia su casa en Valle Alto, pero previamente le envió un mensaje a su pareja confesando lo que había hecho.

 “Y me fui manejando hacia mi casa y antes de llegar le mandé un mensaje al celular de Christian y le escribí, ¿dónde estás? Que venía de la obra, es decir del trabajo, y le volví a mandar otro mensaje diciéndole hice algo malo, muy malo, y llegué a mi casa y estacioné el carro y me quedé dentro del carro esperando a que llegara Christian. Cuando llegó Christian a la casa abrió la puerta del lado del chofer donde yo me encontraba sentada y me preguntó por la niña y le dije que la había matado y él se metió a la casa y yo me metí detrás de él y me preguntó ¿dónde está la niña? y le dije que en la lavadora y nos fuimos al cuarto y empezamos a discutir y me preguntaba ¿qué si por qué la había matado? y le contesté que estaba desesperada”, explicó.  

En la declaración ministerial de la pareja de Aidé, del cual sólo se referían como Christian, este señaló que cuando fue a la lavadora a cerciorares de lo que había confesado no tuvo el valor de abrir la tapa, por lo que regresó encontrando a Vega Aispuro con un cuchillo en la mano y lo amenazaba con hacerse daño. 

 “Y ella se fue a la cocina, agarró un cuchillo y se alteró. Aidé al verme traté de calmarme y calmarla, porque sí pensé que podía encajar el cuchillo y le pedía que se acercaba y que dejara el cuchillo yo le decía: “ven, déjalo” y en cuanto soltó el cuchillo la agarré de los brazos abrazándola fuerte por atrás y sujetándola de sus brazos y ahí mismo le hablé a mi amigo”, se decía durante la lectura de la declaración ministerial. 


Esta persona, de quien se omiten sus generales, fue quien se atrevió a levantar la tapa de la lavadora y encontró a la bebé ya sin vida, por lo que llamó al número de emergencias para denunciar lo sucedido.

Al ser cuestionada por el Secretario Segundo que si estaba de acuerdo con la declaración ministerial, esta contestó que ratificaba parcialmente dicha declaración, nuevamente al cuestionarle que si quería realizar una declaración, solo contestó que se abstenía de hacerlo. 

De esta manera inicio el proceso penal en contra de la inculpada por el delito de homicidio agravado en razón de parentesco con la cual podría cumplir una pena de 30 hasta 50 años de cárcel en caso de ser encontrada culpable. 

Aidé Vega Aispuro ratificó su declaración: Higuera Gómez

Luego de ser consignada por la PGJE ante el juzgado sexto por el delito de homicidio agravado en relación del parentesco, Aide Vega Aispuro, quien asesinó a su bebe de tres meses de edad, el procurador Marco Antonio Higuera Gómez, resaltó que la inculpada ratificó su declaración ante el juez.

“Nosotros ya la consignamos, es un homicidio agravado en relación del parentesco, el trámite está en el juzgado y esa es la cancha en la que deben ustedes cuestionar, debo decirles que no solamente aceptó y reconoció los hechos que realizó al rendir su declaración ministerial, sino también me informan que en su declaración preparatoria ratificó igualmente su confesión”, mencionó.

Cabe destacar, que este jueves fue cuando dio inicio el proceso penal en contra del Aidé Vega Aispuro, después de que el pasado lunes por la tarde metiera a su hija de apenas 3 meses a una lavadora con agua y funcionando.

 
(Con información de Línea Directa) 

Lo más leído y comentado