viernes, 15 de noviembre de 2013

Hidalgo: Cae sujeto que mató y calcinó a mujer por no querer sexo con él

Luego del hallazgo del cuerpo sin vida de una mujer, a la cual arrojaron de una camioneta y quemaron en un paraje del Barrio Oyamel, del municipio de Huasca de Ocampo, personal dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública, logró esclarecer el homicidio y capturó al probable responsable.

De acuerdo al reporte policial, la víctima se localizó en un camino de terracería en el Barrio San José Ocotillo, donde se tuvo a la vista el cuerpo sin vida de una persona del sexo femenino, cuyo cuerpo fue quemado desde la cabeza a la cintura, situación por la que se inició la averiguación previa número 4/513/2013.

Al tomar intervención, los agentes investigadores realizaron entrevistas a varios vecinos, por medio de los cuales supieron que en el lugar del hallazgo, de una camioneta color blanco, tipo Lobo, con redilas de madera, aventaron un bulto y le prendieron fuego, y que después la camioneta salió muy rápido del lugar.

Al realizar la identificación, familiares de la víctima, quien en vida llevó el nombre de Estefanía Téllez Gutiérrez, de 21 años de edad, estudiante de la Universidad Tecnológica de la Sierra Hidalguense de Zacualtipán, aportaron importantes datos a los agentes que ayudaron al esclarecimiento del homicidio.

Los agentes investigadores descubrieron que uno de los amigos con los que salía la ahora occisa era Ramiro Ángeles Gutiérrez, quien vive en la misma comunidad, el cual posee tres vehículos, una camioneta KingRanch, un auto Chevrolet Chevy color plata y una camioneta Lobo blanca con redilas de madera, que coincide con las características de la camioneta descrita por vecinos del lugar donde se localizó el cuerpo.

Con esa información los agentes se dieron a la tarea de localizar a Ramiro, a quien interceptaron en la carretera México-Tampico a la altura de San Agustín Mezquititlan, cuando viajaba en el auto Chevy.

Al detener la marcha, Ramiro se mostró nervioso, pidió a los elementos llegar a un arreglo por el problema que tuvo con la joven y les ofreció el vehículo en el que viajaba y cinco mil pesos que traía en ese momento.

Ramiro Ángeles Gutiérrez, de 34 años de edad, comentó que conocía a Estefanía desde hace tres años, que hace un año tuvo una relación con ella, aunque la dejó de ver y hace 15 días establecieron comunicación.

Dijo que el 11 de noviembre acordó verse con ella en el poblado de San Agustín Mezquititlan, y que luego se dirigieron al poblado de Zacualtipán, pero en el trayecto discutieron porque ella se quería ir a su Universidad y él quería que se quedara; tras convencerla de quedarse el compró una botella de whisky y se encaminaron a un despoblado de la carretera México-Tampico, donde permanecieron tres horas.

Posteriormente, Ramiro le pidió a Estefanía que tuvieran relaciones, ella se negó y reaccionó agresivamente picándole con un lápiz el ojo derecho. Ramiro descendió de la camioneta jaló del cabello a la mujer para tirarla boca arriba, golpeándola en la cabeza, sacó un arma y le disparó en el pecho en seis ocasiones.

Una vez que cometió el homicidio, Ramiro subió el cadáver a la camioneta Ford, tipo lobo, color blanca, el cual colocó en el lugar del copiloto, y viajó con dirección a Pachuca. En la gasolinera de Cerro Colorado abasteció combustible, compró dos litros de gasolina en una botella, al llegar al crucero de Huasca, se dirigió al paraje San José Ocotillos, bajó el cuerpo, lo roció con gasolina para prenderle fuego y escapar.

Al momento de su detención Ramiro entregó el arma de fuego, calibre .25, marca Pietro Beretta, con la que privó de la vida a Estefanía, al tiempo que le aseguraron la camioneta con la que cometió el ilícito.

(Con información de La Policiaca.com) 

Lo más leído y comentado