domingo, 16 de septiembre de 2012

Tiran 17 cuerpos en los límites de Jalisco y Michoacán


Los cuerpos de 17 personas fueron encontrados la mañana de este domingo sobre la carretera que conduce de Guadalajara a Morelia, en el tramo de Tizapán, Jalisco.
Los cadáveres se encuentran apilados a un costado de la carretera sobre el kilómetro 38 + 100. El hallazgo fue reportado a las 5:30 horas.
El procurador del estado, Tomás Coronado Olmos, precisó que todos eran hombres y estaban atados con cadenas y sogas. También declaró que estas personas fueron asesinadas en otro punto y luego tiradas en el sitio donde las encontraron.
“Estas personas se encuentran con disparo de arma de fuego. Al parecer, en base a los testimonios, ahorita se está verificando que fueron privados de vida en otro lugar y nada más fueron a dejarlos a ese punto. (…) Normalmente en este tipo de límites con otros estados es más probable y más vulnerable el poder hacer una acción y posteriormente dejar a las personas”, informó Coronado Olmos.
En estos momentos peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses realizan el levantamiento de los cadáveres que, hasta el momento, se encuentran en calidad de desconocidos.
La zona se encuentra acordonada por policías federales y corporaciones municipales vecinas de Jalisco y Michoacán.
Más detalles
Al menos 17 cadáveres fueron hallados esta mañana en una carretera en el municipio de Tizapán El Alto.
El procurador de Justicia de Jalisco, Tomás Coronado, confirmó el hallazgo y dio a conocer que investiga en qué entidad fueron asesinadas las víctimas.
Aparentemente los hombres fueron ejecutados en otro lugar y luego abandonados en el sitio del hallazgo.
Los cuerpos fueron encontrados aproximadamente a las 9:45 horas, de acuerdo con reportes policiacos, muy cerca del kilómetro 38+100 de la carretera Guadalajara-Morelia.
La zona donde fueron localizados colinda con el estado de Michoacán.
Peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses y agentes ministeriales acudieron al lugar para iniciar las investigaciones.
Los cadáveres, según la Policía, estaban en una brecha cercana a la carretera y presentan huellas de violencia.
El procurador informó que todas las víctimas eran hombres y estaban atadas con cadenas y sogas, con signos de tortura.
Precisó que fueron asesinados en otro lugar y luego dejados en el sitio donde los localizaron.
Los cuerpos fueron trasladados al Servicio Médico Forense de Guadalajara.
Más
En el kilómetro 38 de la carretera libre Guadalajara-Morelia, en los límites de Jalisco y Michoacán, fueron encontrados 17 cadáveres semidesnudos.
Elementos de la Dirección de Seguridad Pública de Tizapán el Alto reportaron que minutos antes de las 11:00 horas recibieron en la cabina de radio de la corporación el aviso de que los ocupantes de dos camionetas arrojaban cadáveres a un costado de la carretera.
Al verificar la información corroboraron que los cuerpos, todos de hombres, se encontraban apilados con cadenas en el cuello y con cinta color plata en los ojos.
Hasta el momento, policías federales y elementos del Ejército Mexicano resguardan la zona en espera de la llegada de personal del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), quienes trasladarán los restos humanos a las instalaciones del Servicio Médico Forense en Guadalajara.
En resumen
Un nuevo enfrentamiento entre cárteles de la droga por el dominio de territorio dejó ayer en México al menos 17 muertos, cuyos cadáveres fueron hallados junto a una carretera que une los estados de Michoacán y Guadalajara, informaron fuentes oficiales. Policías del municipio de Tizapán el Alto, en el estado occidental de Jalisco pero cercano a los límites con el estado de Michoacán, encontraron los cuerpos de los hombres con heridas de arma de fuego, semidesnudos y atados con sogas y cadenas.
De acuerdo con la versión preliminar de la Procuraduría de Jalisco, los sujetos podrían haber sido asesinados en Michoacán y abandonados en Jalisco por un grupo criminal aún no identificado. Aunque no ha sido confirmado que los cuerpos pertenezcan a algún grupo de delincuentes, todo parece indicarlo, ya que el hecho se asemeja a las acciones de ajuste de cuentas que periódicamente azotan a este país.
La pasada semana aparecieron en distintos municipios de Jalisco numerosas “narcomantas” con mensajes de amenaza de "Los Caballeros Templarios" (que dominan Michoacán) contra el "Cártel Jalisco Nueva Generación", así como contra "Los Zetas".
Los cuerpos encontrados ayer, todos del sexo masculino, estaban tirados en una finca en una zona de Jalisco cercana a Michoacán, explicó el fiscal Tomás Coronado Olmos. “En los límites con otros estados es más probable y más vulnerable hacer una acción y posteriormente dejar a las personas”, declaró al término del desfile por los festejos del día de la independencia.
El lunes, Tizapán el Alto fue el escenario de un enfrentamiento entre miembros del crimen organizado y policías municipales que dejó como saldo dos muertos y dos lesionados, cuando sujetos armados intentaron secuestrar a una persona. En mayo fueron encontrados en Guadalajara, capital de Jalisco, los cadáveres de 18 personas que fueron desmembradas y dejadas en dos camionetas en la carretera a Chapala, asesinato que fue atribuido al grupo criminal "Los Zetas" y en el que también habrían participado miembros de "La Resistencia".
Contienda
La lucha entre los cárteles de la droga se ha intensificado en los últimos días con actos como el sucedido el viernes, cuando un total de 16 cadáveres fueron encontrados en el estado de Tamaulipas, siete en el municipio de San Fernando y otros nueve que aparecieron colgados de un puente en Nuevo Laredo, fronteriza con EEUU.
Todo esto después de la captura, el miércoles, del líder del "Cártel del Golfo", Jorge Eduardo Costilla Sánchez, alias "El Coss", en una operación efectuada por la Marina mexicana en Tampico (Tamaulipas) que descabezó a esa organización, ya que el 3 de septiembre Mario Cárdenas Guillén, alias "El Gordo", el dirigente de otra vertiente del "Cártel del Golfo", también fue detenido.
Para los expertos, estos golpes recrudecerán la violencia en el país, ya que "Los Zetas" buscarán apoderarse de las zonas que aún controla el "Cártel del Golfo". Otro factor a tener en cuenta será la guerra por los despojos del "Cártel del Golfo". La fragmentación del grupo supondrá, según Alejandro Hope (investigador en temas de seguridad), una pesadilla para las autoridades locales, que tendrán que enfrentarse a “múltiples grupos delictivos, pequeños y medianos, con capacidades y objetivos diversos, unidos en   coaliciones inestables. Aunque ya no sean una amenaza para el Estado, su efecto a corto plazo será terrible”.
Un nuevo mapa del crimen organizado en México que puede convertirse en un terrible dolor de cabeza para el electo presidente, Enrique Peña Nieto, y que podría tener un claro beneficiario: "El Chapo" Guzmán.
Origen del grupo Los Zetas
"Los Zetas" fueron fundados por 14 miembros del Grupo de Fuerzas Especiales del Ejército mexicano, y se convirtieron en 1998 en sicarios del cártel del Golfo. En 2010 rompieron su asociación, lo que originó una lucha sangrienta por el control del tráfico de drogas.
Desde 2 camionetas
Los 17 cuerpos encontrados esta mañana a un costado de la carretera libre Guadalajara - Morelia, en los límites de Jalisco y Michoacán, corresponden a hombres aún no identificados, de 20 a 55 años.

Agentes de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Jalisco (PGJEJ) que iniciaron las investigaciones, reportaron esta tarde que no obstante, la mayoría de ellos tendría edades que oscilan entre los 30 y 40 años.

Minutos antes de las 09:00 horas, policías de Tizapán el Alto fueron advertidos vía telefónica que en un espacio de terracería, a un costado de la carretera a la altura del kilómetro 38, sujetos armados arrojaron cadáveres desde dos camionetas negras tipo pick up.

En el lugar, los municipales encontraron cuerpos de hombres semidesnudos, apilados, algunos de ellos encadenados y la mayoría con cinta plástica en el rostro. A simple vista, todos con huellas de golpes y una evolución cadavérica de más de 24 horas.

La zona fue acordonada y resguardada por policías federales y elementos del Ejército mexicano.

Personal del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) trasladó los cuerpos a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) en Guadalajara.

Al revisarlos, encontraron que todos fueron severamente golpeados, incluso en algunos hay fracturas expuestas y quemaduras. También casi todos presentan impactos de bala.

Para lograr la identificación de las víctimas, peritos analizarán huellas dactilares y muestras de sangre. Entre tanto, el resultado de las autopsias será informado mañana lunes.

De las indagatorias tras el hallazgo, agentes de la Procuraduría estatal advirtieron la posibilidad de que los cadáveres correspondan a sujetos privados de su libertad durante la última semana.



(Con información de Milenio.com, Proceso.com.mx, El Universal.mx, La Razón.com y Frontera.info)

B.C.: Hallan asesinado a científico de la UNAM en Ensenada

Un científico de la Universidad Nacional Autónoma de México fue encontrado muerto en su casa en medio de un charco de sangre, por lo que el agente del Ministerio Público ordenó la necropsia y recabar las pruebas periciales para determinar las causas del deceso.
La Procuraduría de Baja California informó que aproximadamente a las 9:30 horas atendieron el reporte sobre el hallazgo de un cadáver dentro interior de una vivienda del fraccionamiento Pedregal Playitas, en Ensenada.
De inmediato, agentes del grupo Homicidios llegaron a la casa número 326 de la calle Grafito, y hallaron el cuerpo de Francisco Loza Valencia, de 52 años.
En el lugar no se hallaron casquillos o algún objeto con el cual pudieron haberle dado muerte.
Más detalles
Este sábado en Baja California, al menos tres personas fueron halladas asesinadas, entre ellas un investigador del área de astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), unidad Ensenada.
El catedrático de la UNAM fue encontrado sin vida la mañana del viernes en el interior de su domicilio.
La víctima fue identificada como Francisco Loza Valencia, de 52 años; quien se desarrollaba de manera profesional en el departamento de instrumentación astronómica.
La Procuraduría de Justicia del estado, informó que el cadáver fue localizado boca abajo sobre un charco de sangre, no obstante, no fueron localizados casquillos o algún artefacto con el cual pudieron haberle quitado la vida al académico Loza Valencia.
Asimismo, en Baja California, fueron encontrados dos cadáveres dentro de la cajuela de un vehículo estacionado en un camino vecinal, aproximadamente a cinco kilómetros de un lugar conocido como Agua Chiquita, en el municipio de San Quintín.
Los peritos de la Procuraduría General de Justicia encontraron dentro de la cajuela dos cuerpos, los cuales presentaban varios impactos de bala, así como casquillos alrededor del área, por lo que se presume fueron asesinados en ese mismo lugar.
Se roban su carro
La camioneta del investigador de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que fuera encontrado sin vida el viernes pasado en su domicilio en Pedregal Playitas, está desaparecida comentaron familiares de la víctima.
Aseguraron que según testimonios de residentes de la zona, el vehículo de quien en vida llevara el nombre de Francisco Loza Valencia, de 52 años, fue visto en al menos dos ocasiones el viernes pasado dentro del mismo fraccionamiento.
Lo extraño, indicaron, es que él nunca recorría esa ruta y, en la mayoría de las ocasiones prefería caminar.
Mencionaron que Loza Valencia había sufrido un “atentado”, y que se encontraba trabajando en importantes proyectos educativos.
Se dijeron desconcertados por lo ocurrido, por lo que están en espera de los resultados de la necropsia.
“Él no tenía enemigos, era un hombre muy tranquilo”, indicaron.
Mencionaron que el único inconveniente que recuerda, está relacionado con una imprenta local donde supuestamente le imprimirían un material que “la empresa hizo perdedizo asegurando que se los robaron”.
Según datos de la Procuraduría de Justicia del Estado en Baja California, el cuerpo del científico fue encontrado la mañana del viernes al interior de una vivienda del fraccionamiento Pedregal Playitas. 
El cuerpo de Loza Valencia, se encontraba boca abajo en medio de un charco de sangre.
Otros casos
En los últimos años han ocurrido asesinatos de investigadores y profesores que han conmocionado a la comunidad académica, tanto en la Ciudad de México como en otros estados.
En febrero pasado, Francisco Javier Uribe Patiño, catedrático de la Universidad Autónoma Metropolitana Iztapalapa, fue asesinado tras retirar 25 mil pesos de una sucursal bancaria de la colonia Guadalupe del Moral.
El 8 de noviembre de 2011, en Cuernavaca, Morelos, el investigador Ernesto Méndez Salinas, del Instituto de Biotecnología, fue ultimado de varios disparos.
En agosto de ese mismo año, en la misma ciudad, fue encontrada muerta la investigadora del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey y de la UNAM, Yadira Dávila Martínez, quien, según la procuraduría estatal fue víctima de asaltantes.
En 2009, en el Distrito Federal, fue asesinado durante un asalto Kande Mutsaku Kamilamba, nacido en el Congo, pero naturalizado mexicano, investigador de Ciencia Política y doctorado en Estudios Latinoamericanos.
El académico murió de un disparo en la cabeza cuando viajaba en un camión de pasajeros sobre calzada de Tlalpan.
(Con información de Milenio.com, El Universal.mx y El Vigía)

Lo más leído y comentado