jueves, 5 de abril de 2012

Nacional: 18 ejecuciones


Al menos 18 personas perdieron la vida este miércoles en seis entidades del país, en hechos presuntamente relacionados con el crimen organizado.
En el estado de Morelos, tres eventos distintos, ocurridos de manera simultánea, dejaron un saldo de cinco personas asesinadas en los municipios de Zacatepec, Puente de Ixtla y Xochitepec.
El primer hecho se registró en el Campo Victoria de Zacatepec, donde dos hombres fueron ultimados a tiros. En tanto, los cuerpos decapitados de otras dos personas fueron hallados en el municipio de Puente de Ixtla, en la comunidad de Vista Hermosa.
A la misma hora, en el municipio de Xochitepec, en la colonia La Cruz, otra persona apareció asesinada a balazos.
En Monterrey, Nuevo León, una persona murió y otra resultó herida durante un enfrentamiento registrado la tarde de este martes.
Los hechos sucedieron en el exterior de un centro de recepción de llamadas de Banorte, ubicado sobre la avenida Servicio Postal, de la colonia Del Norte, aproximadamente a las 17:00 horas, cuando un grupo armado pretendió secuestrar a una persona que salía de la institución bancaria.
La víctima, Enrique Pérez Madrigal, propietario de la empresa de seguridad M&G que da servicio a la institución bancaria, salió del lugar y fue abordado por individuos armados que intentaron subirlo por la fuerza a un automóvil.
El hombre se resistió y fue auxiliado por guardias de seguridad armados de la institución, quienes intercambiaron balazos con los plagiarios, pero no lograron salvarlo. Uno de los guardias resultó lesionado y fue trasladado a un hospital de la localidad.
En otro hecho registrado durante la madrugada, al sur de la capital nuevoleonesa, el cadáver semidesnudo de un hombre de aproximadamente 40 años, ejecutado a balazos y con huellas de tortura, fue arrojado sobre la carretera Nacional, en lo alto del puente conocido como La Rioja.
Por otra parte, en el penal del Topo Chico, en el área de duchas, un hombre fue asesinado con arma blanca, mientras que en General Terán, municipio localizado a 100 kilómetros al norte de Monterrey, una mujer fue encontrada muerta, con las manos y pies atados, en el interior de una camioneta blanca.
En el Distrito Federal, un chofer de transporte foráneo fue asesinado cuando perseguía al hombre que lo asaltó en calles de la colonia José María Pino Suárez, delegación Álvaro Obregón.
Compañeros de la víctima, identificada como Emeterio Abat, de 48 años, relataron que alrededor de las 09:30 horas el operador estacionó la unidad sobre la avenida Sur 122 para cargar gasolina, cuando un hombre armado lo sorprendió dentro del autobús de la empresa Autotransportes Águila.
El chofer persiguió al delincuente sobre la calle Paralela 7, pero cuando le dio alcance éste le disparó en dos ocasiones. El asaltante amagó con el arma a un taxista y escapó.
En Morelia, Michoacán, cuatro presuntos delincuentes murieron en un enfrentamiento con soldados de la 21 Zona Militar en la comunidad de “El Encanto”, en la zona serrana del municipio.
De acuerdo con un comunicado, los militares realizaban un patrullaje cuando individuos armados que tripulaban dos vehículos abrieron fuego contra ellos. Al repeler la agresión, los soldados abatieron a cuatro de los presuntos “gatilleros”.
El resto de los agresores huyeron del lugar y abandonaron las unidades y parte del armamento: seis fusiles de asalto, una granada de fragmentación y cientos de balas que fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público de  la Federación.
En Sinaloa, los cadáveres de dos mujeres, quienes habían sido reportadas como desaparecidas desde el pasado 20 de marzo, fueron localizados en el municipio de Angostura, 80 kilómetros al norte de Culiacán.
La primera de las víctimas, Daisy Avendaño Gaxiola, fue localizada en un canal cercano a la comunidad Protomártir. La otra, Jeni Guadalupe Burgos Ureta, de 23 años, fue hallada 12 horas antes en un canal lateral de riego que corre paralelo al camino de terracería de Protomártir, en el ejido Valentín Gómez Farías.
En Durango, en el municipio de Vicente Guerrero, en los límites con Zacatecas, fueron descubiertos los cadáveres de dos jóvenes asesinados a golpes, a unos metros de la carretera Durango-Fresnillo, a la altura del kilómetro 201.
Según las primeras investigaciones, uno de los hombres tenía entre 17 y 20 años y el otro entre 20 y 25 años.
Más detalles
Por encima del incremento de la coordinación y de los operativos policíacos, la delincuencia sigue haciendo de las suyas y tan sólo la mañana de este miércoles cuatro personas fueron víctimas de la violencia: dos fueron decapitadas en Puente de Ixtla junto a ellos se encontró un narcomensaje firmando por "FM"; el dueño de un restaurante fue degollado a las puertas de su negocio en Zacatepec y otro más fue asesinado en Xochitepec, presumiblemente tras haber sido torturado.

El primer caso de acuerdo a la hora del levantamiento del cadáver realizado por personal del Servicio Médico Forense de la Subprocuraduría de la zona sur poniente, es el de un joven de entre 20 y 25 años de edad, cuyo cadáver fue encontrado en un terreno baldío de la calle Ococulco de la colonia La Cruz del municipio de Xochitepec, según quedó asentado en la carpeta de investigación SC01/3555/2012. 

El reporte del hallazgo de este cadáver se hizo a la policía municipal de Xochitepec a las 07:34 horas de ayer miércoles, indicando que en el Puente Limón colonia La Cruz del municipio de Xochitepec, se encontraba el cadáver de una persona.

Al llegar los municipales encontraron que el cadáver estaba tirado a la orilla de la calle, el cual sólo vestía, bóxer negro, tines color negros y un tenis de bota de la marca Converse estando uno a sus pies y el otro a la altura de la cara, con múltiples lesiones producidas por arma punzo penetrante así como su rostro presentaba múltiples hematomas, lo que hace presumir que había sido torturado.

En Zacatepec decapitan a restaurantero a las puertas de su negocio

Minutos antes de las ocho de la mañana, se reportó a las autoridades que a las puertas de su negocio, el restaurante "Campo la Victoria", localizado en el libramiento Casa Blanca del municipio de Zacatepec, se encontraba el cadáver de su dueño Armando Salgado Méndez de 70 años de edad, quien a simple vista presentaba una lesión en la mandíbula y en el cuello, por lo que se presume que fue degollado, los hechos que quedaron asentados en la carpeta de investigación FJO/430/2012.

Sobre este crimen se informó que el velador del lugar, que al estar regando el pasto y árboles, escuchó que abrían la reja de la entrada principal, por lo que al dirigirse a ver que pasaba, vio como se desvanecía una persona, percatándose de que se trataba del dueño de dicho negocio. Desconociendo hasta el momento el móvil de los hechos.

Trascendió extraoficialmente que el hoy occiso viajaba en su vehículo, y que al parecer iba acompañado, por lo que el presunto asesino, deber ser alguien que era conocido de la víctima, o quien lo acompañaba y fue testigo del crimen, conoce por igual al asesino.

Dos hombres más fueron ejecutados y decapitados

Los cuerpos de dos hombres, decapitados a los que se calculan edades de entre 20 y 35 años de edad, fueron encontrados junto a un narcomensaje, poco después de las ocho de la mañana en la carretera Chiverias-Puente de Ixtla a unos 200 metros del Crucero San José-Tequesquitengo, San José Vista Hermosa, de acuerdo a la carpeta de investigación FPI/278/2012.

Al respecto destacaron las autoridades que uno de los cadáveres estaba atado de pies y el otro de las manos, con lazos. Sobre uno de los cráneos se localizó un cartón con un mensaje escrito con plumón negro en el que hacia alusión a que "esto les va a pasar a los que traicionan a la empresa y a los secuestradores" y daba a conocer los apodos de otros sujetos a los que por igual se amenaza de muerta y estaba firmado por "La F.M".

Además se destacó que de acuerdo al cronotanatodiagnóstico se estima que ambos cuerpos tenían entre una o dos horas de haber sido ejecutados.
(Con información de Proceso.com.mx y El Sol de Cuautla)

Tamaulipas: Muere "El Quemado" en enfrentamiento


Durante un enfrentamiento armado en el municipio de Anáhuac, Nuevo León, fue abatido Francisco Medina Mejía, alias “El Quemado” o “El Comandante”, el único prófugo de los cuatro sujetos que coordinaron el ataque e incendio del Casino Royale.

Las autoridades consideran que Medina Mejía se desempeñaba como líder en la organización criminal “Los Zetas” y durante la refriega contra elementos de las fuerzas castrenses otros tres presuntos integrantes del cártel perecieron en la carretera Piedras Negras-Nuevo Laredo.

Finalizada la balacera se decomisaron armas largas y un lanzagranadas aunque los datos no han sido referidos por las autoridades pertinentes.

La Procuraduría General de la República (PGR) ofrecía una recompensa de 15 millones de pesos por Medina Mejía, “El Quemado”, debido a que era uno presuntos criminales más buscados por la dependencia.

Los otros responsables del atentado en el Casino Royale que hasta el momento ha aprehendido la PGR son Baltazar Saucedo Estrada, alias “El Mataperros”; José Alberto Loera Rodríguez, “El Voltaje” y Jorge Carlos Alberto Alejandro Reyes, “Toruño”, aunque las pesquisas continúan abiertas.

Más detalles

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) dio a conocer la muerte de Francisco Medina Mejía alias "El Quemado", presunto autor intelectual del ataque al Casino Royale en Monterrey, Nuevo León.

En un comunicado la dependencia precisó que esa persona perdió la vida durante un enfrentamiento, cuando personal militar realizaba reconocimientos en Nuevo Laredo, Tamaulipas, sobre la carretera hacia Piedras Negras, Coahuila.

Al repeler los militares una agresión, fallecieron en el lugar cuatro individuos y se aseguraron ocho armas largas, un lanza cohetes y dos vehículos.

Uno de los agresores que perdieron la vida presentaba cicatrices por quemaduras en el rostro, brazo y diversas partes del cuerpo, además de que se encontró un arma con la anotación "Quemado".

Por esta razón se realizó un análisis fotográfico y de señas particulares confirmando la identidad de Francisco Medina Mejía, quien ha participado en diversos hechos delictivos.

Ese sujeto se inició dentro de la organización criminal “Los Zetas” en la venta y el trasiego de droga hacia los Estados Unidos.

Además era conocido por la extrema violencia con la que actuaba y era considerado uno de los colaboradores más cercanos de Miguel Ángel Treviño Moreles, alias "El 40".

Durante 2010 fue jefe de plaza en Saltillo, Coahuila, y a partir de 2011 se desempeñó como encargado de las actividades delictivas para dicho grupo criminal en Nuevo León así como en Nuevo Laredo, Tamaulipas, de donde era originario.

Medina Mejía es señalado como autor intelectual de la agresión a las instalaciones del Casino Royale en Monterrey, donde perdieron la vida 52 personas, ya que presuntamente ordenó a Baltasar Saucedo Estrada alias "El Mataperros" realizar esa acción.

Además a "El Quemado" se le responsabiliza de realizar el 2 de febrero de 2011 la ejecución del general retirado Manuel Farfán Carriola, quien se desempeñaba como director de Seguridad Pública de Nuevo Laredo, crimen que perpetró junto con Jesús Banda Martínez "el Matón", considerado su brazo derecho.

Para saber

El 25 de agosto un comando armado se introdujo en el Casino Royale para luego incendiarlo, dejando un saldo de 52 muertos.

Más
Francisco Medina Mejía, “El Quemado”, capo de Los Zetas que ordenó el atentado al Casino Royale donde perecieron 52 personas en esta ciudad, fue abatido esta tarde por militares en un punto entre los municipios de Anáhuac, Nuevo León y Nuevo Laredo, Tamaulipas, en la frontera con Texas.

Una fuente del gobierno de Nuevo León confirmó, bajo condición de anonimato, que hubo un enfrentamiento en aquella región limítrofe entre los dos estados, a unos 220 kilómetros al norte de Monterrey, pero aclaró que no había una precisión sobre el lugar exacto, por lo que esperaban que en las próximas horas la Secretaría de la Defensa Nacional emitiera el respectivo comunicado.
Señaló que, extraoficialmente, los efectivos que acribillaron al delincuente son de la Octava Región Militar, con sede en Tamaulipas.
Otras fuentes mencionan que “El Quemado” cayó en el poblado de Colombia, en Anáhuac.
Junto al capo fueron acribillados otros pistoleros en una cantidad que no ha sido precisada.
Tampoco han sido proporcionados detalles del enfrentamiento.
“El Quemado” era el único de los cuatro autores intelectuales del ataque del 25 de agosto del 2011 que faltaba por ser localizado.

Autoridades estatales y federales ya habían detenido a Baltazar Saucedo Estrada, “El Mataperros”; Jorge Alberto Loera Rodríguez, “El Voltaje”; y Jorge Carlos Alberto Alejandro Reyes, “El Toruño”.

La Procuraduría General de la República ofrecía una millonaria recompensa por la captura de Medina Mejía.
En resumen
La Secretaría de la Defensa Nacional confirmó la muerte de Francisco Medina Mejía, “El Quemado”, el único de los cuatro orquestadores del ataque al Casino Royale que permanecía prófugo.
Los hechos ocurrieron ayer durante un reconocimiento del Ejército en Nuevo Laredo, Tamaulipas, sobre la carretera hacia Piedras Negras, Coahuila, a la altura del kilómetro 15.8.
De acuerdo con un comunicado de la Sedena, los militares repelieron la agresión de presuntos delincuentes. En los hechos murieron cuatro personas.
Uno de los fallecidos fue identificado como “El Quemado”, quien era buscado por su presunta participación en el ataque incendiario contra el Casino Royale, ocurrido en esta capital el 25 de agosto del año pasado, en el cual perdieron la vida 52 personas.
El cuerpo de Medina Mejía presentaba cicatrices por quemaduras en el rostro, el brazo y diversas partes del cuerpo, indicó la Defensa Nacional. Además, en el sitio se localizó un arma con la anotación “Quemado”.
Para comprobar la identidad del cadáver de Medina Mejía se realizó un análisis fotográfico y de señas particulares.
En los hechos se logró el aseguramiento de ocho armas largas, un lanzacohetes y dos vehículos.
El boletín de la Sedena consigna que “El Quemado” se inició en Los Zetas en la venta y trasiego de droga hacia Estados Unidos en Nuevo Laredo, Tamaulipas, de donde era originario.
Era reconocido por la extrema violencia con la que lideraba las plazas y es señalado por el Ejército como uno de los colaboradores más cercanos de Miguel Ángel Treviño Morales, “El 40”.
En 2010 fungió como jefe de plaza de Saltillo, Coahuila, y a partir de 2011 se desempeñó como encargado de las actividades delictivas de “Los Zetas” en Nuevo León y Nuevo Laredo, Tamaulipas, señala la Sedena.
También se le considera responsable de la ejecución del general retirado Manuel Farfán Carriola, director de Seguridad Pública de Nuevo Laredo. El crimen ocurrió el 2 de febrero de 2011.
Es señalado por la Sedena como autor intelectual de la agresión a las instalaciones del Casino Royale. Presuntamente le ordenó a Baltazar Saucedo Estrada, “El Mataperros”, realizar el ataque.
Los otros autores intelectuales de la matanza, que al igual que “El Mataperros”  ya fueron detenidos, son: José Alberto Rodríguez Loera, “El Voltaje”, y Jorge Carlos Alberto Reyes, “El Toruño”. El Quemado era el único prófugo.
(Con información de Sexenio, Informador.com.mx, Proceso.com.mx y Excelsior)

Lo más leído y comentado