miércoles, 3 de agosto de 2011

Nuevo León: 14 policías detenidos por asesinato de mujeres

Catorce policías del municipio mexicano de Allende fueron detenidos por sus presuntos vínculos con el asesinato de dos jóvenes en el norteño estado de Nuevo León, informaron hoy fuentes oficiales.

El portavoz del Consejo de Seguridad estatal, Jorge Domene, dijo a medios locales que los policías "recibieron órdenes" de un grupo de la delincuencia organizada para que les entregaran a Katia Cavazos Castillo y Kendy Cavazos Caballero, que habían sido detenidas por una falta administrativa.

Las jóvenes, de 24 años de edad, medio hermanas y sobrinas de la ministra de Desarrollo Social de Nuevo León, Juana Aurora Cavazos, permanecieron el domingo pasado detenidas 40 minutos en la cárcel de Allende hasta que un grupo criminal ordenó a los policías que las dejaran en la plaza principal de la ciudad, ubicada a 60 kilómetros de Monterrey.

"De ahí hasta ahora lo que se sabe es que fueron levantadas por un grupo de la delincuencia organizada" y después de varias horas sus cuerpos aparecieron mutilados, agregó el funcionario.

"Hubo una complicidad por parte de la autoridad municipal y por eso se encuentran detenidos 14 policías", concluyó Domene.

El pasado lunes fueron abandonados en tres cajas de plástico los cuerpos de las dos mujeres, sobre el kilómetro 31 de la carretera a Allende, junto con un mensaje de los delincuentes.

Allende forma parte de la región citrícola de Nuevo León, integrada también por los municipios de Montemorelos y Terán, donde se registran altos niveles de violencia provocada por grupos de la delincuencia organizada.

Actualmente, el municipio de Terán no cuenta con corporación policial, ya que todos sus efectivos renunciaron después de que su cuartel fuese atacado con granadas y armas de fuego.

La alcaldía de Montemorelos sufrió en fecha reciente un atentado con granadas.

(Con información de EPA, 

Nuevo León: 14 policías detenidos por asesinato de mujeres

Catorce policías del municipio mexicano de Allende fueron detenidos por sus presuntos vínculos con el asesinato de dos jóvenes en el norteño estado de Nuevo León, informaron hoy fuentes oficiales.

El portavoz del Consejo de Seguridad estatal, Jorge Domene, dijo a medios locales que los policías "recibieron órdenes" de un grupo de la delincuencia organizada para que les entregaran a Katia Cavazos Castillo y Kendy Cavazos Caballero, que habían sido detenidas por una falta administrativa.

Las jóvenes, de 24 años de edad, medio hermanas y sobrinas de la ministra de Desarrollo Social de Nuevo León, Juana Aurora Cavazos, permanecieron el domingo pasado detenidas 40 minutos en la cárcel de Allende hasta que un grupo criminal ordenó a los policías que las dejaran en la plaza principal de la ciudad, ubicada a 60 kilómetros de Monterrey.

"De ahí hasta ahora lo que se sabe es que fueron levantadas por un grupo de la delincuencia organizada" y después de varias horas sus cuerpos aparecieron mutilados, agregó el funcionario.

"Hubo una complicidad por parte de la autoridad municipal y por eso se encuentran detenidos 14 policías", concluyó Domene.

El pasado lunes fueron abandonados en tres cajas de plástico los cuerpos de las dos mujeres, sobre el kilómetro 31 de la carretera a Allende, junto con un mensaje de los delincuentes.

Allende forma parte de la región citrícola de Nuevo León, integrada también por los municipios de Montemorelos y Terán, donde se registran altos niveles de violencia provocada por grupos de la delincuencia organizada.

Actualmente, el municipio de Terán no cuenta con corporación policial, ya que todos sus efectivos renunciaron después de que su cuartel fuese atacado con granadas y armas de fuego.

La alcaldía de Montemorelos sufrió en fecha reciente un atentado con granadas.

Más detalles
La Procuraduría de Justicia estatal determinó acusar a seis elementos de la Policía de Allende en el caso del asesinato y mutilamiento de dos mujeres en ese municipio, mientras que arraigará a otros siete uniformados por laborar para un grupo del crimen organizado, anunció hoy el vocero estatal de seguridad.

Jorge Domene precisó que cuatro elementos fueron acusados por estar implicados directamente en el homicidio de Kathia Cavazos Castillo y Kendy Cavazos Caballero, ambas de 24 años.

Estos policías fueron identificados como Jesús Cano Hernández, de 42 años, quien se ostenta como supervisor de la corporación; Javier Martínez Rangel, de 28; Eduardo Mena Rangel, de 20, y José Luis Cáliz Adorno, de 34.

El funcionario dijo que los uniformados aceptaron haber entregado a las jóvenes a un grupo de la delincuencia organizada, antes de que éstas aparecieran mutiladas.

Agregó que también fueron acusadas las policías Bertha Irene Presa Reyes, de 29 años, y Tania Marlen González Garza, de 18, ambas por el delito de encubrimiento.

Domene reveló que Cano Hernández recibió una llamada vía Nextel, donde un integrante de la delincuencia organizada le ordenó liberar a las dos mujeres y entregárselas a una cuadra de la comandancia.

Añadió que las mujeres fueron subidas a un auto gris de reciente modelo por tres hombres armados y posteriormente aparecieron descuartizadas sobre la Carretera Allende-Cadereyta.

Dijo que una línea de investigación señala que los delincuentes ejecutaron a las dos jóvenes al enterarse de que un oficial de la Sedena se había comunicado a la comandancia para preguntar por ellas, quienes habían sido detenidas por faltas administrativas en una plaza del municipio.

"Hay una línea de investigación que es la llamada que se recibe a la corporación aparentemente es de alguien destacamentado de la Sedena en el territorio de Allende, y que de alguna manera tenía conocimiento de estas personas.

"Y que esto puede ser lo que desata este enojo y este tipo de venganza de mostrar a la autoridad que también ellos pueden hacer alguna acción de este tipo", dijo.

Domene refirió que el autor de los asesinatos sería una persona autodenominada "El Loko", quien se ostenta como el líder de un grupo criminal en el territorio de Allende.

Aseguró que las dos jóvenes mutiladas son víctimas inocentes.

Los elementos que serán arraigados fueron identificados como José Olegario Silva Guerrero, de 42 años; Edgardo Flores Malacara, de 27; Rubén Castillo Tamez, de 37; Alonso García Rodríguez, de 51; Sabina Ponce Rodríguez, de 31; Alberto Javier Correa García, de 49, y Sandra Rodríguez Gauna, de 32.

"Ellos han, por lo pronto, confesado de haber estado recibiendo en forma mensual dinero de la delincuencia organizada, en cantidades que oscilan entre los 6 mil y los 10 mil pesos al mes", detalló Domene.

¿Para qué grupo trabajaban los policías?, se le preguntó.

"Para el grupo de los Zetas", respondió el funcionario.

Los restos de las dos jóvenes fueron hallados mutilados el lunes a un costado de la Carretera Allende-Cadereyta.

Cavazos Castillo era sobrina de la Secretaria de Desarrollo Social estatal, Juana Aurora Cavazos.
Los cuatro policías de Allende acusados por el homicidio de las mujeres fueron presentados esta noche en las instalaciones de la Procuraduría de Justicia estatal.