lunes, 13 de junio de 2011

Nuevo León: Decapitan y mutilan a comandante

Monterrey
El cuerpo mutilado de un jefe policial fue encontrado en el interior de un taxi, en el municipio de Guadalupe, Nuevo León, estado fronterizo con Estados Unidos. 

La víctima fue identificada como Juan Fidencio Salazar, quien había desaparecido el pasado domingo cuando se dirigía a su domicilio, reportó el periódico El Norte. 

El cadáver fue hallado cerca de la estación policial, el comandante fue descuartizado y decapitado. Los restos fueron abandonados al interior de un taxi que tiene reporte de robo.

Según informes policiales, no se había registrado una denuncia por la desaparición de Salazar, solamente los familiares habían avisado verbalmente sobre la situación, destacó el diario mexicano.

Aunque El Mundo, publicó que la desaparción del jefe policial se había registrado dos días antes, pero que sus familiares no hicieron la denuncia porque esperaban negociar con los presuntos secuestradores. 

De acuerdo a algunas versiones, unos sujetos llegaron a bordo de una camioneta y abandonaron el taxi con el cadáver en su interior para después tirotearlo. En el lugar se encontraron 20 casquillos, publicó El Norte.  Los sicarios dejaron un supuesto narcomensaje sobre la unidad abandonada. 

Las autoridades informaron que se apoyará a la familia de la víctima, que había ingresado a la corporación en el 2008. 

Lucha contra el crimen

Los hechos ocurrieron el mismo día en que se puso en marcha el megaoperativo de seguridad, promovido por todos los gobernadores de México, que tiene como objetivo combatir la delincuencia. 

En la estrategia anticrimen participan 310 mil policias de todos los niveles para combatir a las bandas criminales.

Nuevo León es uno de los estados que ha sido azotado por la narcoviolencia durante los últimos meses. Los cárteles de la droga se disputan la plaza para el trasiedo de drogas hacia Estados Unidos. 

Desde el 2006, se han registrado más de 34 mil muertes relacionadas con el crimen organizado, según cifras del gobierno federal. 

El presidente Felipe Calderón lanzó una ofensiva contra la delincuecia organizada, desde diciembre del 2006, cuando asumió el poder en México.



Más detalles

Un comandante de la policía de Guadalupe que fue levantado el domingo, fue abandonado ésta mañana mutilado a unas cuadras de la comandancia municipal de esa localidad dentro de un taxi que fue rafagueado, lo que llevó a que una menor resultara lesionada.


Las autoridades recibieron el reporte de los hechos mediante una llamada anónima, por lo que acudieron efectivos de la policía y verificaron que en la avenida Plutarco Elías Calles a la altura de la calle Fontana, se encontraba un ecotaxi con una persona dentro descuartizada.


La movilización fue aproximadamente a las 08:00 horas y rápidamente al sitio del hallazgo acudieron efectivos de la municipal, Agencia Estatal y del Ejército para tomar conocimiento de lo sucedido.


Más tarde se confirmó que el fallecido era un comandante de la policía de Guadalupe, quien fue levantado el domingo, ya que según sus familiares ya no supieron nada de él desde ese día.


Juan Fidencio Salazar Fuente, es el comandante ejecutado, su cuerpo fue dejado en la cajuela de un ecotaxi que dejaron estacionado por Plutarco Elías Calles, lo decapitaron y la cabeza la dejaron en los asientos traseros de la unidad de alquiler, y fue encontrado un narcomensaje en una cartulina firmado por un grupo de la delincuencia organizada.


En el momento en que dejaron el vehículo abandonado con el cadáver, los presuntos dispararon contra la unidad en varias ocasiones, por lo que una de las balas lesionó a una menor que se encontraban atendiendo un puesto de tacos.


La menor lesionada es una jovencita de nombre Perla, de 12 años, trasladada a un hospital de la localidad, mientras que otra joven que trabaja en el mismo puesto de tacos a vapor, Diana, de 13, sufrió una crisis nerviosa y también fue atendida y llevada a un nosocomio.


Salazar Fuente tenía tres años de trabajar en la corporación de policía, ahora ante su fallecimiento el municipio le entregará 500 mil pesos a la familia como parte de las prestaciones, les darán seguro social y gastos de educación para los hijos que dejó.



(Con información de Univisión.com, El Porvenir.mx)

Cd. de Mèxico: Intentan linchar a 4 delincuentes;17 lesionados

Linchamiento en Cuajumalpa
Gran movilización policiaca se registró en San Lorenzo Acopilco, al poniente de la Ciudad de México,  donde alrededor de 100 pobladores trataron de linchar a cuatro presuntos ladrones que fueron rescatados por policias capitalinos.

La población enardecida arrojó piedras y otros objetos a granaderos que rescataron a las cuatro personas que iban a ser linchadas.

Los pobladores mantuvieron retenidas por más de una hora a los cuatro supuestos delincuentes, acusados de robo y quienes estuvieron a bordo de una patrulla de la policía capitalina.

Los policías tuvieron que lanzar gases lacrimógenos para poder rescatarlos. Aunque la tensión se prolongó ya que los colonos impedían que la unidad policiaca saliera con los delincuentes. 

Sin embargo, tras horas de tensión la policía logró sacar de la zona a los presuntos ladrones para llevarlos ante el Ministerio Público. Uno de los delincuentes tiene lesiones graves.

De acuerdo con reportes policiales, la patrulla P44-10 con los cuatro individuos, fueron rescatados por los policías capitalinos al mediodía de este lunes y resguardados en una patrulla.

Estos sujetos, identificados como Hugo Manuel Vera, de 25 años de edad; Virginia Luna, de 19, Ángel Ibarra, de 24, e Iván Sotelo, de 41, estaban en poder de los vecinos. Policías de la patrulla P-4410 lograron quitárselos y hacer que entraran a esta unidad policiaca.

Uno de los detenidos presenta heridas graves, reportó la policía.

Los vecinos del lugar trataron de hacer justicia en propia mano y acusaron a esas personas de cometer un robo, por lo que no dejaban salir a la unidad policíaca, la cual fue rodeada por elementos del Cuerpo de Granaderos.

Al lugar arribó también personal de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), para negociar con los vecinos del lugar la salida de los sospechosos.

En estos momentos, un grupo de aproximadamente 30 elementos del Cuerpo de Granaderos permanecen en la zona, mientras que moradores de Cuajimalpa exigen la presencia de las autoridades delegacionales para exigirles seguridad, mientras que varios jóvenes arrojan proyectiles contra los granaderos, quienes no han respondido a las agresiones.

De acuerdo a reportes de Grupo Acir, los pobladores expresaron su hartazgo de ser víctimas de la delincuencia y que la policía no ejerza autoridad.

Los ofendidos aseguraron que han denunciado que en la zona se registra con frecuencia robos, violaciones y extorsiones a comerciantes.



Más detalles


La procuraduría capitalina está a la espera de que se presenten denunciantes del poblado de San Lorenzo Acopilco, en Cuajimalpa, para proceder en contra de las cuatro personas detenidas que estuvieron a punto de ser linchadas esta mañana.

El subprocurador de Averiguaciones Previas Centrales, Jesús Rodríguez Almeida, informó que se investiga si los sospechosos se encuentran relacionados con la comisión de algún delito en la zona, aunque las autoridades ministeriales aguardan que se reporten imputaciones directas.

El funcionario de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) señaló que los cuatro detenidos, tres hombres y una mujer, ya son valorados por el servicio médico para calificar las lesiones que presenten.

Agregó durante una conferencia de prensa que en caso de que éstas personas decidan denunciar las lesiones que presenten, se aplicará la ley en contra de quien o quienes resulten responsables.

Por su parte, el titular de la dependencia, Miguel Ángel Mancera Espinosa, pidió en su momento, en entrevista, a los pobladores de Cuajimalpa “que confíen en la autoridad, la autoridad ya esta presente, y el tema de Gobierno se tiene que restablecer”.

Cabe recordar que tras el fallido intento de linchamiento de las cuatro personas detenidas, un grupo de por lo menos 50 personas realizó un bloqueo en la carretera federal México-Toluca, que mantuvieron cerrada por espacio de 15 minutos.

Posteriormente, se dirigieron a la explanada delegacional para exigir a las autoridades que se haga justicia en torno a este caso, de donde se fueron dispersando paulatinamente.



17 lesionados
Más de cuatro horas de tensión se vivieron en el poblado de San Lorenzo Acopilco, en Cuajimalpa, donde cuatro personas estuvieron a punto de ser linchadas por la comunidad, luego de que intentaron robar una tienda. El incidente dejó como saldo 17 personas lesionadas, entre ellas, el fiscal de la PGJDF en la demarcación, José Gil Hernández y 11 elementos de la policía preventiva, de los cuales dos se reportan graves en el Hospital Mocel.

Los hechos iniciaron alrededor de las 11:00 horas cuando tres hombres y una mujer pretendieron robar una tienda, de la que su propietario solicitó el apoyo de los vecinos que respondieron de inmediato y concretaron su captura.

Pero ello no fue suficiente, pues los irritados pobladores, a golpes, los trasladaron hasta el kiosco de la localidad, donde amenazaron con lincharlos al tiempo que seguían agrediéndolos.

Elementos de la Policía de Proximidad, lograron rescatar a Hugo Manuel Vera de 25 años, Ángel Ibarra Alamilla de 24, Virginia Luna Cervantes de 19 e Iván Manuel Sotelo Haro de 48 años de edad, para meterlos a la patrulla P 44-10, pero los enardecidos habitantes impidieron que la unidad abandonara el lugar.

El número de pobladores se incrementó considerablemente, y aunque uniformados de la Policía de Proximidad hicieron una valla de protección alrededor del vehículo oficial, los vecinos lograron romper el cerco, apedreando la patrulla, le estrellaron el parabrisas frontal y rompieron totalmente el medallón trasero, donde estaban resguardaos los detenidos, a quienes comenzaron a arrojara piedras y demás objetos.

En el lugar se congregaron más de 200  pobladores, luego de que se hicieron sonar las campanas de la iglesia de San Lorenzo, por lo que se pidieron refuerzos al Sector Yaqui, cuyos granaderos tuvieron que lanzar gases lacrimógenos para tratar de controlar la situación.

En esos momentos, la patrulla P44-10 logró avanzar por la calle de Leandro Valle, y tomar la estrecha  avenida Cerro de las Cruces, para salir del poblado, sin embargo, a la altura de la calle de Javier Mina, fueron interceptados nuevamente por vecinos de la localidad.

Los granaderos tardaron, por segunda ocasión, más de una hora en rescatar la patrulla, a través de un valla de seguridad que requirió de estrategias para trasladar a Hugo Manuel Vera, Ángel Ibarra Alamilla, Virginia Luna Cervantes e Iván Manuel Sotelo Haro a la camioneta pick up A2-180.

“Siempre es lo mismo con los pinches granaderos, nunca nos hacen caso, desde hace mucho tiempo se han venido incrementando los robos aquí en el pueblo, y cuando pedimos más seguridad nos dicen que sólo hay seis patrullas para toda esta zona”, comentó una mujer.

Como resultado de las acciones, 17 personas resultaron lesionadas, entre ellas el fiscal desconcentrado de Cuajimalpa, José Gil Hernández; mientras que la encargada de la agencia Juana Gama, también fue agredida por los vecinos, quienes la tiraron al suelo e intentaron prenderle fuego.

El policía del sector Cuajimalpa, Rubén Eusebio Velázquez resultó lesionado de gravedad con traumatismo craneoencefálico y esguince cervical, mientras que 10 uniformados más fueron atendidos por diversa lesiones.

Al no concretar el linchamiento, un grupo conformado por 50 vecinos bloquearon por más de una hora la carretera de cuota México-Toluca y, posteriormente marcharon a la sede delegacional de Cuajimalpa para exigir audiencia con el titular de la demarcación, Carlos Orvañanos.

Problema Político. Mientras tanto, el procurador capitalino, Miguel Ángel Mancera Espinosa, dijo en entrevista, que la detención e intento de linchamiento de cuatro presuntos ladrones se torno en un tema político ajeno a la inseguridad de la localidad.

Detalló que durante las negociaciones surgieron diversos temas que nada tenían que ver con la detención de los ladrones, tales como peticiones en materia de agua, tenencia de la tierra, y otras cuestiones administrativas, además que exigían la presencia de funcionarios que nada tenían que ver con el problema de la seguridad.

(Con información de Univisión y La Crónica de Hoy)

Sinaloa: Pareja ejecutada

La madrugada de hoy lunes a las 00.30 horas fueron encontradas dos personas (hombre y mujer) que se presume habían sido levantados ayer domingo como a las 21:30 horas.

El hallazgo fue por la carretera Mochis-Topolobampo cerca de las vías ferroviarias y la Comisión Federal de Electricidad. Hasta el momento no han sido identificados ante las autoridades del Ministerio Público.

En el lugar, encontraron un vehículo en el que se presume fueron privados de su libertad un Jetta negro modelo 1997, con placas de circulación VJP 4298 del estado de Sinaloa. En el sitio localizaron dos cascajos calibre 9 milímetros. El vehículo abandonado se encontraba a unos cinco metros de donde estaban los cuerpos.

(Con información de El Debate.com.mx)

Mazatlán: Armados queman restaurant en la Zona Dorada

Un comando armado atacó a balazos la mañana de ayer un restaurante ubicado en la zona dorada.

El negocio afectado es El Habal, Restaurante y Carnes Asadas, ubicado en la avenida Camarón Sábalo, frente al hotel Fiesta Inn.

Además de rafaguear la fachada y el interior del inmueble, los delincuentes intentaron prenderle fuego al establecimiento.

El hecho fue reportado a las autoridades policiacas a las 07:55 horas.

El atentado. Datos obtenidos en el sitio a través de personal investigador y testigos del incidente indican que a la referida, al menos tres personas armadas ingresaron al negocio tras bajar de un auto.

Con palabras altisonantes se dirigieron hacia la encargada y al menos a tres trabajadores que se encontraban preparando el sitio para su apertura.

"Lárguense o se los va a llevar la ching...", los amenazaron.
Los empleados huyeron hacia el interior a refugiarse en unos baños y en un pequeño patio. Otros se escondieron en una de las esquinas hasta percatarse de la partida de los agresores.

Los delincuentes rociaron gasolina sobre el piso, mesas y pasillos.
Después se enfilaron hacia la salida.

En la puerta arrojaron las últimas gotas del combustible que guardaban en unos galones de plástico y lo aventaron bajo las mesas.

Uno de los sujetos sacó una caja de cerillos, prendió uno y lo arrojó al piso en la entrada principal.

Una pequeña llama se prendió en el suelo en un diámetro de un metro pero se apagó de inmediato, sin que se dañara algún objeto.

Bomberos acudieron al lugar. Una mujer que labora en el lugar señaló que uno de los sujetos resbaló al salir con la misma gasolina que se arrojó al suelo.

Antes de abandonar el lugar, los delincuentes dispararon sobre la fachada del establecimiento desde la calle y el camellón central de la avenida Camarón Sábalo.

Las balas dieron sobre más de seis macetas, algunas plantas, el área de cajas, mesas y algunas sillas.

Además derribaron un gran farol que colgaba sobre la fachada.
 En el exterior del negocio, sobre la avenida Camarón Sábalo, quedó un vehículo Volkswagen Jetta blanco.

Agentes ministeriales y elementos del Ejército solicitaron datos de la unidad. Se desconoce si está involucrada en la agresión.

Testigos comentaron que los armados subieron a un vehículo Jetta gris que coincide con las características de uno modelo 2011 que fue robado por uno grupo armado el sábado por la noche en la avenida Insurgentes tras el enfrentamientos entre elementos policiacos y presuntos sicarios que dejó como saldo dos civiles heridos.

Investigadores ministeriales y peritos de la Procuraduría General de Justicia en la zona sur levantaron del lugar 63 casquillos percutidos calibre 7.62 X 39 para rifle AK-47 y 2 calibre .223 para rifle AR-15 y uno para 9 milímetros.

Además se recogieron dos galones de plástico en los que se presume que se transportaba la gasolina y una caja de cerillos que los responsables abandonaron en la entrada del restaurante.

En febrero dejaron decapitado un cuerpo en el mismo sitio

El lunes 21 de febrero, un cuerpo decapitado fue dejado en el exterior del mismo restaurante. Al lado estaba envuelta, en una bolsa negra de plástico, estaba la cabeza. A menos de 2 metros había el cadáver de un cerdo con disparos en la cabeza. 

Las autoridades presumieron al principio que se trataba de una persona que había sido levantada unos días antes en el poblado de El Habal. Un agente del Ministerio Público especializado en Homicidios Dolosos dio fe de los hechos. 

Al finalizar las diligencias de las autoridades se ordenó que los cuerpos fueran llevados al Servicio Médico Forense para la necropsia de ley y establecer las causas de muerte. Dos días antes, dos personas fueron ejecutadas a balazos en la misma zona, En esa ocasión, las autoridades no establecieron alguna relación de los acribillados con negocios ubicados en la periferia. 

(Con información de El Debate.com.mx)

Lo más leído y comentado