sábado, 2 de abril de 2011

Chihuahua: Ataque a otro bar en Juárez; 5 muertos


La Fiscalía General del estado de Chihuahua en la Zona Norte confirmó que fueron cinco personas, tres hombres y dos mujeres, las que fueron asesinadas en el bar denominado ¨Las Barritas¨ la noche del pasado viernes.
Los cuerpos de las víctimas estaban totalmente calcinados por lo que hasta el momento no han podido ser identificadas por sus familiares.
Testigos del crimen comentaron que al negocio ubicado en la avenida Óscar Flores Sánchez y Francisco I. Madero en la colonia La Presa, llegaron varios vehículos y realizaron varios disparos, escuchándose posteriormente varias explosiones derivadas del lanzamiento de bombas molotov.
La Fiscalía informó a través del Protocolo de Comunicación que en el interior del negocio se localizaron cuatro casquillos percutidos de calibre .223 milimetros.
Establece que los cuerpos de las mujeres fueron encontrados uno frente a la barra y el otro a un costado de la caja registradora.
Mientras que los de los hombres fueron localizados, dos a un costado de la barra y el otro a un lado de la rockola.
El ataque a este bar se perpetró unas horas después del realizado en el negocio ubicado en la colonia Zaragoza, en donde fueron asesinadas 10 personas.
Más detalles
Un grupo armado abrió fuego en un bar en Ciudad Juárez, cuyas instalaciones roció después con gasolina e incendió, causando la muerte de tres hombres y dos mujeres, informaron autoridades el sábado.
 
También el sábado el gobierno divulgó un reporte de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en el que se señala que 8.898 cadáveres no han sido identificados desde que el gobierno lanzó su lucha contra las drogas.
 
La Comisión dijo que algunos de los restos que continúan sin ser identificados en el país eran de personas que murieron en accidentes o que fallecieron en soledad por causas naturales, pero muchos otros eran víctimas de la violencia por el narco.
 
El reporte no indica la cifra exacta de víctimas de la violencia por las drogas que no han sido identificadas, pero se ha vuelto cada vez más común que la policía encuentre fosas con los restos de varias personas, en algunos casos demasiado descompuestos para poder ser identificados.
 
En el ataque contra el bar en Ciudad Juárez los cadáveres quedaron calcinados tras el incendio provocado con bombas de gasolina, lo que no permitió determinar la causa de la muerte.
 
El incidente ocurrió en el bar Las Barritas el viernes por la noche, dijo Arturo Sandoval, vocero de la procuraduría de justicia en el estado norteño de Chihuahua.
 
No se ha determinado un motivo para el ataque y no estaba claro si las víctimas murieron por heridas de bala, quemaduras o por inhalar humo, dijo Sandoval.

En el lugar se encontraron casquillos de calibre .223, un tipo de bala que suelen usar los narcos, dijo Sandoval. Aproximadamente 6.000 personas han muerto en los enfrentamientos entre los carteles de las drogas en Ciduad Juarez en los últimos dos años.
 
El reporte de la CNDH también señalaba que 5.367 desapariciones de personas, reportadas desde el 2006, no han sido resueltas. Algunas podrían haber sido secuestradas a cambio de dinero o podrían continuar vivas. Sin embargo, lo más común es que los cárteles de las drogas secuestren y maten a las personas a quienes consideran una amenaza, mientras que también han expandido sus operaciones a secuestros por dinero.
 
En otro hecho al parecer relacionado con la violencia del crimen organizado, la policía halló en una acera del puerto turístico de Acapulco la cabeza de un hombre y a una cuadra de distancia en la misma calle encontró otras partes de esa persona.
 
El viernes, en otro lugar de Acapulco, en el Pacífico, la policía halló primero el tronco, luego la cabeza y varios miembros de otro hombre. Luego encontró otros restos con mensajes manuscritos similares a los dejados con frecuencia por los carteles del narcotráfico.
(Con información de El Universal.mx y Yucatán.com.mx)

Nayarit: 2 ejecutados identificados y 2 muertos en Acaponeta


sinpiel
Familiares de dos ejecutados acudieron a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia a identificar y reclamar los cuerpos de sus parientes.
Primeramente, parientes de la joven que se encontraba en su quinto mes de gestación y fue acribillada junto a tres personas más en San Cayetano fue identificada como Yuliana Natali Guevara Ponce, de 25 años de edad, vecina de esta capital.
El otro, es un joven que fue localizado en días pasados sobre el puente Los Lobos con la piel desprendida, un sombrero de charro y un cigarrillo en la boca.
Esta persona fue identificada como Cristhian Salvador Partida Luna, de 21 años de edad, y también era vecino de la ciudad de Tepic.

Dos ejecutados en Acaponeta
Al continuar las ejecuciones en Nayarit y para comenzar el mes de Abril se reportan las primeras dos muertes al norte del estado; la primera en la plaza de La Mesa de Pedro y Pablo y una más en una brecha.
Reportes policíacos señalan que a las 12:56 horas agentes investigadores adscritos a Acaponeta en compañía del Ministerio Público arribaron a la plaza principal del poblado de La Mesa de Pedro y Pablo municipio de Acaponeta lugar donde se encontró el cuerpo sin vida de quien respondiera al nombre de David Núñez Rosales, de 44 años edad, originario y vecino de ese poblado.
El hoy fallecido presentó heridas ocasionadas por proyectil de arma de fuego en diferentes partes del cuerpo.
Se sabe en torno a los hechos que David salió en compañía de su hijo y a las 11:30 horas se escucharon varias detonaciones de arma de fuego, enterándose los familiares momentos después de la muerte de este hombre y que además se habían llevado secuestrado al hijo.
En el lugar se recogieron 16 cascos del calibre 7.62x51 y dos del calibre .223.
A esa misma hora, otro grupo de policías se trasladaron al poblado de San Diego de Alcalá, lugar donde a las orillas del poblado dentro de una brecha, se encontró el cuerpo sin vida de una persona del sexo masculino de nombre José Carlos Carrillo Segundo, de 50 años de edad, quien presenta dos heridas producidas por proyectil de arma de fuego en costado derecho sin salida.
En el lugar se recogieron casquillos percutidos calibre .12 milímetros.
(Con información de Nayarit en Línea.mx)

Nayarit: Caen "Los Quemacarros" de Tepic

Esta mañana fueron detenidos tres sujetos que son señalados como los responsables del incendio de al menos 20 de los vehículos quemados en Tepic.

Como se sabe en las últimas semanas se desató una ola de incendios a vehículos particulares, que incluso provocó la psicosis en la capital nayarita.

Desde hace algunos días se sabía ya que los responsables eran vándalos que utilizaban un vehículo color verde obscuro desde donde lanzaban las llamadas bombas molotov contra los vehículos, sin embargo esta información no se había dado a conocer a fin de no entorpecer las investigaciones policiacas.

En estos momentos los tres delincuentes están declarando ante el Agente del Ministerio Público mismos que han sido identificados como estudiantes de la licenciatura en Educación Primaria en el IEENN mejor conocido como Escuela Normal Urbana.

Los detenidos son: Jonathan Murillo Rodríguez de 20 años de edad, originario de Guasave, Sinaloa; el segundo, Adile Valenzuela Ibarra y Gabriel Ruelas Gaxiola, es de destacar que ninguno de ellos es nayarita ya que dos son originarios de Sinaloa y otro de Sonora.

Las primeras investigaciones aseguran que estos jóvenes estudiantes y delincuentes, les gustaba la adrenalina según sus propias declaraciones, por lo que en las madrugadas salían en un Honda Accord propiedad de uno de ellos o bien en un vehículo Monza desde donde arrojaban las bombas molotov, o bien, cuando no tenían oportunidad de quemar un vehículo daban el clásico cristalazo, según ellos buscando así emoción.

En cuanto al modo operandi que utilizaban los delincuentes, se sabe que Adiel Valenzuela y Gabriel Ruelas le pedían prestado el vehículo Honda Accord de color verde a Jonathan Rodríguez Murillo para cometer sus tropelías, sin embargo Jonathan Rodríguez tenía pleno conocimiento de que sus amigos incendiaban vehículos particulares y aún así accedía a prestárselos.

Es preciso señalar que la mayoría de los vehículos incendiados por estos delincuentes no eran de modelo reciente y no contaban con seguro, por lo que el daño era directo al patrimonio de las víctimas.

Actualización

Más datos fluyen de la declaración de estos delincuentes detenidos, se precisa que Jonathan Rodríguez Murillo es estudiante de la UT mientras que Adiel Valenzuela y Gabriel Ruelas son estudiantes del primer año de la Licenciatura en Educación Primaria del IEENN y según versiones oficiales, su captura se logró ya que el pasado jueves por la noche reventaron los cristales de 10 vehículos, en su torpeza creyeron que podían continuar con sus fechorías de manera impune, pero vecinos llamaron al servicio de emergencias al escuchar los destrozos a los vehículos, por lo que la policía se hizo presente y estos delincuentes en su huida dejaron abandonado el Honda Accord color verde obscuro, logrando así saber su identidad y posteriormente su captura.

Ahora también se sabe, que otro método que utilizaban para incendiar los vehículos, era romper un cristal y prendían fuego con un encendedor a la parte de abajo de los asientos.

En su declaración han dicho que después de incendiar las unidades se daban vuelta y tomaban el tiempo para ver cuánto tiempo tardaban los bomberos en llegar para apagar el fuego, además señalan que tenían problemas personales con un elemento del Heroico Cuerpo de Bomberos.

La Procuradiría General de Justicia ya ha emitido un comunicado oficial en cuanto a los jóvenes detenidos donde precisa:

Tras una serie de intensas investigaciones  para la localización de quienes fueran los presuntos responsables de los daños a vehículos estacionados en la vía pública que se han venido presentando en los últimos meses en diferentes puntos de la ciudad, la tarde de ayer los Elementos de la Agencia Estatal de Investigación de las divisiones de Investigación de delitos contra el patrimonio, asaltos en carretera y de robo de vehículos detienen  a tres personas relacionadas en torno a estos sucesos.

Los cuales fueron interceptados en la Colonia Lázaro Cárdenas a bordo de un vehículo Marca Honda, tipo Accord, color verde, Modelo 1996, sin placas de circulación, el cual era utilizado para darse a la fuga después de quebrar los cristales de las unidades para posteriormente  robar  pertenencias del interior e incendiarlos.

Los hoy detenidos manifestaron llamarse Gabriel Ruelas Gaxiola, de 19 años de edad, con domicilio en la Colonia Moctezuma, así como Jonathan Murillo Rodríguez, de 20 años de edad, con domicilio en la Colonia Lomas Bonitas, ambos vecinos de esta ciudad y originarios de Guasave, Sinaloa, por último Adile Valenzuela Ibarra de 19 años de edad, originario de Sonora, y vecino de esta ciudad, con domicilio en la colonia Nueva Aviación.

Es preciso señalar que los hoy detenidos, han dañado al menos treinta y cinco vehículos, siendo quince de ellos los que han dejado completamente calcinados, es por ello que fueron puestos a disposición del Agente del Ministerio público para los tramites correspondientes, así como la unidad para los fines legales que procedan.

Más detalles
Los tres presuntos delincuentes detenidos por la Agencia de Investigaciones la madrugada de este sábado, se encuentran declarando cada una de sus fechorías ante el Ministerio Público de la Procuraduría General de Justicia y en su lista de actos vandálicos, también está el de robo de autos y daños intencionales.
La captura de los jóvenes acusados de haber prendido fuego a más de una veintena de vehículos principalmente en el sector oriente de la ciudad, se llevó a cabo gracias a un operativo coordinado entre los departamentos de delitos patrimoniales, robo de vehículos y asaltos en carretera de la Agencia Estatal de Investigación.
Y es que, cada día crecían los reportes de vehículos con daños a cristales, otros incendiados y también el robo de los mismos.
Aproximadamente a las 03:00 horas se logró su ubicación en la colonia Lázaro Cárdenas, en donde mediante un reporte al servicio de emergencias 066 alertó a los elementos investigadores en el sentido de que en la colonia en mención, se encontraban tres jóvenes del sexo masculino a bordo de un vehículo marca Honda, tipo Accord, color verde, modelo 1996, sin placas, los cuales quebraban los cristales de varios automóviles que allí se encontraban.
De inmediatos se trasladaron a ese punto, donde al percatarse de la presencia de los elementos se dieron a la fuga a bordo del auto Honda, el cual a los pocos minutos fue localizado abandonada en el cruce de las calles Jiquilpan y Niños Héroes de la colonia Lázaro Cárdenas por lo que procedieron a asegurarlo.
Para entonces, ya se había presentado ante la Procuraduría Gabriel Ruelas Gaxiola, de 19 años de edad, vecino de la colonia Moctezuma para denunciar el robo de un vehículo de su propiedad marca Honda tipo Accord, color verde, modelo 1996 y al ser cuestionado por policías se mostró nervioso y cayó en contradicciones, terminando por aceptar que la unidad se las había prestado a sus amigos de nombres:
Jonathan Murillo Rodríguez, de 20 años de edad, originario de Guasave, Sinaloa y vecino de esta ciudad, con domicilio en la colonia Lomas del Valle y Adilé Valenzuela Ibarra, de 19 años de edad, originario del estado de Sonora y vecino de esta ciudad, con domicilio en  la colonia Nueva Aviación, y agregó que eran ellos quienes cometían daños a vehículos además de robárselos.
Fue así como inició el operativo para lograr la captura de los principales involucrados en la quema de autos y posteriormente, al exterior de la tienda Oxxo ubicada en Avenida Tecnológico y Colosio lograron su captura.
Entrevistados al respecto, Jonathan aceptó que en compañía de Adilé habían dañado al menos 35 vehículos y que a 15 de ellos los habían dejado completamente calcinados en diversos puntos de Tepic.
Se les aseguró un vehículo Chevy, Monza color azul en el que también se dedicaban a recorrer las calles de la ciudad para cometer los daños.
Otro de ellos confesó al preguntarle el por qué prendía fuego a los autos, “Nomás, para poner a trabajar a los bomberos, porque me caen gordos” señaló sin ningún remordimiento.
Los tres coincidieron en que salían por las noches y después de haber estado en diversos lugares ingiriendo bebidas embriagantes, buscaban vehículos que no fueran de modelo reciente, les quebraban los cristales, los abrían y enseguida prendían fuego a la tapicería con un encendedor.
Esta tarde, continúan llegando a la Procuraduría de Justicia varios de los afectados por estos actos vandálicos con lo cual se descarta que hayan sido obra del crimen organizado.
(Con información de El Sol de Nayarit y Nayarit en Línea.mx)

Nacional: Enfrentamiento en Tampico; 2 muertos



Cerca de las 7:30 horas tuvo lugar un enfrentamiento entre delincuentes y policías metropolitanos, que dejó un saldo de dos muertos y un policía herido.


Los hechos ocurrieron en el Puente de la colonia Cascaján, cerca del Centro Histórico, como a un kilómetro de la presidencia municipal.


En Monterrey, Nuevo León, supuestos miembros de la delincuencia organizada causaron daños a las instalaciones de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) en el municipio de Santiago, al arrojar una granada de fragmentación contra la fachada del edificio.


El atentado ocurrió como a las 22 horas del jueves, hora y media después de que un artefacto explosivo fue lanzado contra las oficinas de la edición La Silla, del periódico El Norte, en el sur de Monterrey. En ninguno de los dos ataques hubo personas lesionadas, sólo se registraron daños materiales.


Por otro lado, militares que realizan labores de apoyo dentro de la Secretaría de Seguridad Pública del estado detuvieron como a las cuatro horas de este viernes a dos elementos de la policía regia, identificados como Francisco Obregón Mendoza y Luis Clemente Sánchez Coronado, ya que presuntamente realizaban actividades de halconeo o espionaje al servicio del crimen organizado.


A los preventivos municipales les fueron asegurados dos aparatos de radiocomunicación, que de acuerdo a la nueva Ley de Seguridad Pública tienen prohibido portar, pues se presume que puede ser utilizado para prevenir a miembros de la delincuencia organizada sobre acciones en su contra.


A su vez, fueron capturados cinco presuntos homicidas de un joven soldado perteneciente al 86 batallón de Infantería con sede en Acaponeta, mismo que fue torturado, acribillado, decapitado y mutilado de sus genitales. Cabe destacar que entre los hoy detenidos se encuentra José Trinidad Álvarez Sánchez, quien perteneció hace algún tiempo al 84 batallón del Ejército Mexicano.

Los otros cuatro detenidos llevan por nombre Cristian Alonso Paduro, Rufino Aguayo Meza, Lucio Taneyeheiro Figueroa Berreyes y José Guadalupe Jiménez Valdéz.

Los cinco detenidos ya fueron consignados por el Agente del Ministerio Público de la Federación por su probable responsabilidad en la comisión de delitos como delincuencia organizada, delitos contra la salud, violación a la Ley federal de armas de fuego y explosivos del uso exclusivo del ejército.

Los antes mencionados fueron detenidos el pasado 23 de marzo por elementos de la Treceava Zona Militar, a ellos también se les aseguraron armas de fuego de AK-47, uniformes tácticos con siglas oficiales de dependencias de seguridad, mariguana, cocaína, cinco vehículos y tres motocicletas.

Los presuntos inculpados fueron recluidos en el Penal Estatal Venustiano Carranza de Tepic.

En tanto, elementos militares aseguraron un laboratorio clandestino para la elaboración de drogas sintéticas en el poblado Río Colorado, del municipio de Yahualica de González Gallo, en la zona de Los Altos de Jalisco. En el lugar encontraron 120 kilogramos de metanfetamina en proceso de cristalización y 700 gramos de sustancia sólida cristalina con características propias del cristal.

Asimismo, 600 litros de alcohol, 420 litros de sustancias químicas, 400 litros de tolueno, 200 litros de acetato de propeno, 150 kilogramos de nitrato de sodio, dos destiladoras, un quemador eléctrico, un horno metálico, una mascarilla y un par de guantes.


(Con información de Notimex)

Veracruz: Explosión de planta alcoholera deja 5 muertos

Saldo de 5 muertos en explosión de alcoholera, confirma SPC
Saldo de cinco trabajadores muertos confirmó la secretaria de Protección Civil de Gobierno del estado, Nohemí Guzmán, tras las explosiones de la planta alcoholera de Orizaba.

Todos son trabajadores de dicha empresa que estaban en sus labores cotidianas cuando vino el accidente.
Los cuerpos no han podido ser rescatados. Los restos del chofer de una de las pipas que al parecer causaron el accidente, tampoco se pudo rescatar porque está carbonizado.

Cabe resaltar que lo más peligroso de la emergencia ya está controlado gracias al trabajo de los bomberos de las delegaciones de Orizaba, Córdoba y de otras ciudades que están luchando por aplacar las llamas.

Aún esta prendido un gran depósito de alcohol que contiene una importante cantidad de destilado.

Afuera de la fábrica, varias carrozas de las distintas compañías funerarias esperan que se libere el punto para hacer su trabajo.
Arroja helicóptero de PC fórmula de espuma
(Con información de E-Consulta)

Morelos: Ejecutados en Temixco, estaban amenazados



El asesinato de cinco jóvenes, un ex militar y una señora, ocurrido el pasado 27 de marzo, estuvo precedido de hechos de violencia y amenazas de presuntos policías ministeriales.

Diez días antes de ser asesinados los jóvenes Gabriel Alejo y Luis Antonio Romero Jaimes habrían sido asaltados por sujetos que dijeron ser policías ministeriales. Los agresores amenazaron a los jóvenes que si denunciaban ante la autoridad, serían asesinados.

Cinco hombres, con ropas oscuras, pistolas y armas largas, los golpearon, les quitaron sus celulares, carteras y camisas. Los arrodillaron y amenazaron.

"Ayúdame Dios mío, dame una oportunidad", suplicó uno de los jóvenes ante la incertidumbre de lo que le ocurría, ante el temor de morir, según contó uno de sus familiares que conoció del asalto.

Gabo, un comerciante que vendía juguetes de colección en el centro comercial Galerías, y Luis Antonio, quien se desempeñaba como diseñador, eran vecinos en la Colonia Delicias. Con dos muchachos más integraban un sólido grupo de amigos desde la infancia: Julio, hermano de Luis, y Juan Francisco Sicilia, hijo del poeta Javier Sicilia y empleado en un centro de cardiología de Cuernavaca.

Tras el asalto, Luis Antonio decidió pedir ayuda a su tío Álvaro, un ex militar. El domingo 27 se reunió con él en el restaurante "La Rana Cruda" de Cuernavaca.

Al lugar acudió la hermana del militar y mamá de Luis; su hermano Julio, Francisco Sicilia y Gabo. Comieron y siguieron en la plática hasta tarde; la madre de Luis y Julio se retiró, y los dejó en la sobremesa.

A las 9 de la noche del domingo, Julio le llamó a su novia para decirle que estaban en un botanero de mariscos, y que de ahí se irían a un minisúper para comprar botanas y cervezas y "seguirle" en su casa.

Alrededor de las 11 de la noche, los hermanos Julio y Luis se comunicaron con su mamá, a quien le dijeron que ya iban de regreso.

A la mañana siguiente las familias, cuyas casas coinciden en la misma cuadra, amanecieron sin sus hijos.

La madre del joven Sicilia intentó poner una denuncia por desaparición ante la PGJE, pero no lo logró, debido a que no habían pasado las 72 horas reglamentarias que exige la ley. Aún así, dejó el nombre de su hijo registrado ante las autoridades.

Al paso de las horas, las madres de familia intentaban localizarlos por teléfono, con los amigos. Hasta que la mamá del joven Sicilia recibió una llamada de la Procuraduría local, pidiéndole que acudiera a las oficinas.

"Lo que ocurrió no lo podemos decir por teléfono", le dijeron. Con las mamás de Gabriel y los hermanos Romero Jaimes se dirigieron a las oficinas con la idea de que quizá los jóvenes habrían sido detenidos por alguna falta administrativa.

"Encontramos un automóvil con siete cuerpos", les dijeron. Las mujeres pensaron que se trataba de un accidente. Permanecieron en las oficinas hasta que les mostraron tres identificaciones: la de Julio, Juan Francisco y el señor Álvaro. Luis y Gabriel las habían perdido en el asalto. Sin decirles aún que los jóvenes fueron asesinados, intentaron ofrecerles apoyo emocional.

Después de la muerte de los jóvenes aparecieron diferentes mensajes de presuntos grupos criminales. Uno, supuestamente estaba al lado de los cuerpos, según informó la PGJE, y era una una cartulina que amenazaba a dos militares y firmaba "CDG".

El mismo lunes por la noche, según registró la prensa local, dos mensajes aparecieron en la Colonia El Polvorín y en el parque Cri-Cri, en las cuales "CDG" se deslindaba del homicidio de las siete personas, así como de amenazas a militares. En el mensaje se refería tener ubicados a los responsables.

Diarios locales registraron que el miércoles por la mañana, entre las 5:30 y las 8:00 horas dos mensajes más aparecieron en el Puente de Tabachines y la Avenida Vicente Guerrero, firmados por "CPS" que también se deslindaba del multihomicidio.

En su boletín número 098, la Procuraduría local dio a conocer que según familiares que reconocieron los cuerpos, Juan Francisco y Jesús Chávez, otro de los jóvenes que apareció muerto en el auto, eran amigos, pero no conocían al resto de las personas asesinadas.

Esta afirmación causó asombro en vecinos y compañeros de escuelas de los jóvenes asesinados. Una vecina refiere que los vio crecer juntos y reunirse en el parque o en sus casas.

Un compañero escolar de Julio dijo que cuando acudía a su casa constantemente se encontraba ahí a Juan Francisco Sicilia.

Para los amigos de las familias es lamentable la posición de la Procuraduría, pues consideran que busca aparentar que el crimen fue por "ajustes de cuentas", para sacudirse la responsabilidad de procurar justicia.

Una semana después del multihomicidio los autos de Francisco Sicilia y de Álvaro Jaimes Avelar no han sido ubicados por las autoridades.

La Procuraduría estatal informó que ha girado órdenes de aprehensión contra "ex funcionarios" que estarían implicados en el crimen.

Según las fuentes oficiales, una semana antes del multihomicidio se registró una pelea entre jóvenes, en la que participaron los hermanos Julio César y Luis Antonio Romero Jaimes, dos de los siete asesinados la madrugada del lunes.

En esa riña, según las fuentes policiacas, los dos jóvenes pidieron ayuda a su tío Álvaro Jaimes Avelar, quien se desempeñaba como guardaespaldas y era ex militar que vivía en el Municipio de Temixco, Morelos.

La información proporcionada por las fuentes de la Procuraduría estatal, indica que Álvaro trabajaba como escolta al servicio de un empresario dueño de un laboratorio legalmente establecido en el que se dedican a la fabricación de precursores químicos, como acetona.

Una semana después no hay claridad de dónde fue la ejecución, quiénes son los asesinos y dónde están los autos de los jóvenes.



"Les doy 15 días..."
El poeta y periodista Javier Sicilia apareció por primera vez ante los medios luego de que el lunes pasado aparecieran ejecutadas siete personas en Temixco, Morelos; entre ellas su hijo Juan Francisco, de 24 años. Ahora las circunstancias lo impulsan a encabezar un movimiento, “una punta de lanza a nivel nacional”, para que no haya más muertes en esta lucha contra el crimen organizado, iniciada por el gobierno del presidente Felipe Calderón.

“No queremos un muchacho más caído, no queremos un muchacho más corrompido por el crimen organizado”, asegura en entrevista y exige a los criminales que ya no toquen a la sociedad civil. “La ciudadanía no se toca, la ciudadanía es sagrada, los niños son sagrados, no se tocan y eso lo saben ellos, si quieren estar en el mercado, que se arreglen con las leyes del mercado, les exijo en nombre de todos que vuelvan a sus códigos si van a seguir en esta guerra”, expresó.

A las autoridades de Morelos y de la PGR —quien ya atrajo las investigaciones—, les fijó un plazo de 15 días para esclarezcan el homicidio de su hijo y presenten a los responsables, “no queremos chivos expiatorios”, dijo. Hasta ayer las autoridades no habían dado a conocer, ningun avance en la investigación.

—¿Si no cumple en 15 días que se va a hacer?

—Yo espero la solidaridad ciudadana para salir a las calles.

—¿Hasta dónde va a llegar si no pasa nada?

—Hasta donde la ciudadanía quiera, hasta que renuncien, hasta que se vayan o hasta que quede claro esto, ya no queremos más muertos, esos cabrones tienen que dar cuenta a la ciudadanía.

—¿ Hay líneas claras de investigación?

—No quiero especular, yo quiero decir que mi hijo, Luis, Julio y Gabo eran amigos, yo los vi crecer, eran amigos de la infancia, se amaban y sobre lo otro no quiero especular, la investigación es tarea de las autoridades. —¿Qué opina de que pudieran ser policías?

—Yo no quiero opinar, no me compete eso a mí, yo soy un ciudadano víctima de esto y les exijo que las autoridades competentes y los que tienen que hacer este trabajo lo den a conocer con claridad a la ciudadanía, a mí y a los otros afectados, que son toda la ciudadanía.

—¿Confía en la investigación cuando se habla de ministeriales?

—Quiero dar un voto de confianza, no todo está podrido no podemos decir que todos el sistema está podrido, hay gente que está haciendo su trabajo, pero exijamos que todo sea claro.

—¿Hay miedo?

—Si estamos juntos no nos tocan yo vine sin miedo, mi hijo salía a las calles sin miedo, cada muchacho que estaba en la calle y murió estaba en la calle sin miedo, vamos juntos si estamos arropados nada nos pasa —¿Pide que paren las muertes?

—Antes las mafias tenían código de honor ahora ya no hay siquiera código de honor, ahora matan impunemente, sádicamente a quien sea, no podemos ya permitir eso.

—Dice que el crimen ha perdido los códigos, qué le dice a los criminales?

—Yo les hago un llamado al crimen organizado a que vuelvan a sus códigos, al ciudadanía no se toca, la ciudadanía es sagrada, los niños son sagrados, no se tocan y eso lo saben ellos, si quieren estar en el mercado, que se arreglen con las leyes del mercado, pero la ciudadanía no se toca y no podemos permitirlo, les exijo en nombre de todos que vuelvan a sus código si van a seguir en esta guerra.

—Pediría la pena de muerte para los responsables?

—No, yo no quiero penas de muerte, yo ya no quiero violencia, no más violencia, yo quiero justicia un muerto más otro muerto suman dos, eso no le va a devolver la vida a nadie, queremos justicia simplemente. La pena de muerte es estar del lado de los que matan y nosotros no queremos la pena de muerte, queremos la justicia.

Horas antes, en rueda de prensa junto al Palacio de Gobierno de Morelos, donde permanece una ofrenda en memoria de su hijo, el periodista y poeta consideró que si la sociedad se suma, la entidad puede ser la “punta de lanza de un movimiento nacional”.

Con la presencia de intelectuales y amigos, dijo: “Vamos a las calles a exigirles a estos hijos de la chin... que le paren al crimen organizado y estos ca... del gobierno que respondan, eso es lo que tenemos que hacer. Hay que quitarnos el miedo, si estamos juntos no nos tocan”.

Ofrenda en el centro de Cuernavaca

Frente al Palacio de Gobierno de Morelos hay decenas de pancartas: “No más sangre”, “Tanto amor y poder nada contra la muerte”, “¿Y si los muertos se apellidaran Calderón o Adame?”, “Poesía en las calles, no más militares”…

Son parte de una ofrenda en memoria de los siete ejecutados en Temixco.No hay fotografías, pero sí decenas de veladoras que forman una cruz de dos metros. Es apenas uno de las homenajes que han hecho a la memoria de Julio César y Luis Antonio Romero Jaime; Juan Francisco Sicilia; Jaime Gabriel Cadena, Álvaro Jaimes, María del Socorro Estrada y un desconocido. Los primero cuatro primeros grandes amigos desde la infancia.

(Con información de Terra y El golfo.info)

Guanajuato: Ejecutan a director de policía de Jerécuaro



El director de la policía de este municipio, José Antonio García Jiménez, fue localizado muerto esta noche, en el libramiento que va a Coroneo, informaron autoridades estatales.


Personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) levantó en el sitio del hallazgo seis casquillos percutidos calibre .45, así como un mensaje en una cartulina, por medio del cual un grupo delictivo se adjudica el crimen.


El jefe policial fue reportado desaparecido desde las 15:00 horas de hoy y fue descubierto el cuerpo minutos antes de las 20:00 horas.


(Con información de La Jornada)

Lo más leído y comentado