domingo, 31 de julio de 2011

Admite "El Diego" 1500 ejecuciones

José Antonio Acosta Hernández, alías “El Diego”, y quien fue capturado el pasado viernes en la ciudad de Chihuahua es el responsable de mil 500 ejecuciones y de los delitos de más alto impacto.

Lo anterior según lo informó la Policía Federal durante su presentación en donde aseguró que entre los crímenes que ordenó destacan: la ejecución de empleados de oficinas consulares de EU, policías de los 3 niveles de gobierno, funcionarios, integrantes de grupos rivales y personas de su organización a quien les perdía la confianza.


También le atribuyen la muerte de 14 jóvenes el 30 de enero de 2010, en la colonia Villas de Salvárcar, donde presuntamente estaban reunidos integrantes de la organización ‘Gente Nueva’, brazo del cártel de Sinaloa.


Ordenó el homicidio de la subprocuradora de Asuntos Internos de la Procuraduría General de Justicia de Chihuahua, Sandra Ivonne Salas García, incidente en el que también perdió la vida 1 de sus escoltas.

Más detalles

La policía mexicana ha detenido a José Antonio Acosta Hernández, alias "El Diego", uno de los capos del cártel de Juárez que dirige Vicente Carrillo Fuentes, "El Viceroy", y relacionado con al menos 1.500 asesinatos en Chihuahua, según informan fuentes oficiales.

En un comunicado, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal ha informado de que Acosta era una de las personas más buscadas por las autoridades, que ofrecían hasta 15 millones de pesos (1,2 millones de dólares) por información para su detención.

La SSP indicó que "El Diego" ha admitido haber ordenado "el homicidio de aproximadamente 1.500 personas", entre estas de "policías de los tres niveles de Gobierno, funcionarios, integrantes de grupos rivales, integrantes de su misma organización a quienes les perdía la confianza" y otras que fueron asesinadas "por equivocación al pensar que se trataban de integrantes del cártel del Pacífico".
Colaboración policial
La dependencia federal ha indicado que el arresto se ha llevado a cabo gracias al intercambio de información entre la policía mexicana y la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), que ha permitido ubicar a presuntos capos del narcotráfico.
(Con información de Puente Libre y Eitb.com)

Lo más leído y comentado